web stats

17 de Marzo del 2020 – La oración truncará los planes que Satanás está emprendiendo

"Esta pandemia les brinda la oportunidad de purificar sus corazones del mundo material y de construir en ellos una fortaleza espiritual. No pierdan esta oportunidad de gracia”
 

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

Dios Padre - Amor Santo - Holy Love“Hijos, ahora están en medio de lo peor. Hablo, por supuesto, de esta pandemia. Sigan rezando aunque los templos estén cerrados. Perseveren en la prudencia. No corran riesgos innecesarios. Ahora, más que nunca, es cuando deben estar unidos en oración en sus corazones. Esta es su arma contra esta enfermedad. Esta es una ‘vacuna’ probada y verdadera.”

“Si se unen en oración, no vivirán con miedo conforme pasa esta amenaza. Naciones enteras deben ser motivadas a hacer lo mismo. La oración truncará los planes que Satanás está emprendiendo contra la salud y el bienestar del mundo. La oración los alejará de situaciones peligrosas y la prudencia reinará en sus corazones.”

“Yo siempre he visto solamente lo que hay en los corazones. Esta pandemia les brinda la oportunidad de purificar sus corazones del mundo material y de construir en ellos una fortaleza espiritual. No pierdan esta oportunidad de gracia.”

Lean Colosenses 3:1-10

Ya que ustedes han resucitado con Cristo, busquen los bienes del cielo donde Cristo está sentado a la derecha de Dios. Tengan el pensamiento puesto en las cosas celestiales y no en las de la tierra. Porque ustedes están muertos, y su vida está desde ahora oculta con Cristo en Dios. Cuando se manifieste Cristo, que es nuestra vida, entonces ustedes también aparecerán con él, llenos de gloria. Por lo tanto, hagan morir en sus miembros todo lo que es terrenal: la lujuria, la impureza, la pasión desordenada, los malos deseos y también la avaricia, que es una forma de idolatría. Estas cosas provocan la ira de Dios sobre los rebeldes. Ustedes mismos se comportaban así en otro tiempo, viviendo desordenadamente. Pero ahora es necesario que acaben con la ira, el rencor, la maldad, las injurias y las conversaciones groseras. Tampoco se engañen los unos a los otros. Porque ustedes se despojaron del hombre viejo y de sus obras, y se revistieron del hombre nuevo, aquel que avanza hacia el conocimiento perfecto, renovándose constantemente según la imagen de su Creador.