web stats

25 de Enero del 2020 – Oren siempre para reconocer la verdad

“Estos tiempos están llenos de guerras; guerras inspiradas por falsos dioses. Los reinos se unirán, pero la unión será maligna. No vean siempre la unión como Voluntad Mía."
 

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

Dios Padre - Amor Santo - Holy Love“Uno de los partidos políticos en tu Nación está por perder credibilidad debido a sus juegos de poder basados en el error. Eso es lo que sucede cuando las personas se centran tanto en sí mismas y no pueden reconocer la verdad.”

“Yo hablo aquí siempre dirigiéndome a los corazones, pues el estado de los corazones es –y siempre ha sido– mi única preocupación. Mis palabras al mundo llegan primero a tu corazón y luego a tu mente, Mensajera Mía, y después, al mundo. Nunca permitas que nadie interfiera en este proceso. Tú tienes que ser Mi voz en un mundo que abraza el error con tanta facilidad. Te hablo públicamente de esta manera, Mensajera Mía, para mantener retirados a quienes se sienten inspirados a interferir.”

“Traten a todos con respeto, incluso cuando parezca necesario defenderse. Mi Voluntad es siempre su fuerza y el refugio de todos los creyentes. Yo puedo lograr mucho bien de la maldad. ¿Acaso no lo hice así con san Pablo?”

“Estos tiempos están llenos de guerras; guerras inspiradas por falsos dioses. Los reinos se unirán, pero la unión será maligna. No vean siempre la unión como Voluntad Mía. Esto puede abrir la puerta a un Orden Mundial Único liderado por el anticristo. Pongan atención a los peligros que acechan y que fácilmente pueden atacar corazones que no me pertenecen. Recen pidiendo ser firmes creyentes en la verdad. Oren siempre para reconocer la verdad.”

Lean 1ª Timoteo 2:1-4

Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna. Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, porque él quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.