4 de Abril del 2020 – Más me amen, más profunda su confianza

"Mientras más profunda su confianza, más fuertes sus oraciones. Sin embargo, no caigan en la trampa de Satanás al pensar arrogantemente en la fuerza de sus oraciones. Semejante soberbia espiritual crea distancia entre sus corazones y el Mío"

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

“Hijos, una vez más les hablo para recordarles que los dos momentos más importantes de su vida son el ahora y la hora de su muerte. Entonces, el momento presente debe emplearse en prepararse para la hora –para el momento– de su muerte. La mejor preparación es rendirme cuentas como si fuera el momento de su juicio eterno. Ustedes serán juzgados en base a qué tanto me amaron a Mí y a su prójimo. El momento presente nunca regresará a ustedes. Por lo tanto, valoren el galardón del presente y utilícenlo para su salvación.”

“Mientras más me amen, más profunda su confianza. Mientras más profunda su confianza, más fuertes sus oraciones. Sin embargo, no caigan en la trampa de Satanás al pensar arrogantemente en la fuerza de sus oraciones. Semejante soberbia espiritual crea distancia entre sus corazones y el Mío. Den gracias cuando sus oraciones sean contestadas sabiendo que fue Mi poder y Mi dominio lo que hizo la diferencia. Aprendan a rezar con humildad, rindiéndose a Mi Voluntad.”

Lean Efesios 2:8-10

Porque ustedes han sido salvados por su gracia, mediante la fe. Esto no proviene de ustedes, sino que es un don de Dios; y no es el resultado de las obras, para que nadie se gloríe. Nosotros somos creación suya: fuimos creados en Cristo Jesús, a fin de realizar aquellas buenas obras, que Dios preparó de antemano para que las practicáramos.

 

 

 
 

 

 
  • Yo estaba en la Adoración en una Iglesia de barrio y la Virgen de repente estaba de pie al lado del Ostensorio – Ella nunca pone su espalda a Jesús en el Santísimo Sacramento. Tenía un largo rosario con grande granos en sus manos y pensé: ¿Soy la única que la ve?
  • Jesús saca un diamante de la herida de Su Costado y dice: “Hija, esta joya que está cubierta con la Sangre y Agua de tu Jesús, nacido Encarnado, es esta misma Misión. Yo la sostendré a través del poder y la protección de Mi Preciosa Sangre”
  • Santa Teresita de Lisieux, San Pío de Pietrelcina y San Miguel Arcángel son los Patronos de los Ministerios del Amor Santo.
 

 

 
Tags: