Sean soldados de la Verdad

“Hoy invito a toda la gente y a todas las naciones a ser parte de Mi ejército de la victoria. Hablo de la victoria sobre el pecado mediante la decisión del libre albedrío de renunciar a pecar"
26 de Febrero del 2021 – Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

Dio Padre“Hoy invito a toda la gente y a todas las naciones a ser parte de Mi ejército de la victoria. Hablo de la victoria sobre el pecado mediante la decisión del libre albedrío de renunciar a pecar. Sean soldados de la Verdad profesando la sumisión a Mi Hijo, el Señor Jesucristo y, con ello, la sumisión a Mis Diez Mandamientos. No pueden cantar victoria a menos que me amen a Mí sobre todas las cosas y a su prójimo como a sí mismos. Para lograr esto –el cumplimiento de Mi primer mandamiento–, tienen que practicar la renuncia a sí mismos. Apártense de la ambición egoísta, la cual los lleva a la corrupción del corazón. Al final, todo lo que tienen que entregarme a Mí es el estado de su corazón mientras dan su último aliento.”

“Cambien sus prioridades para enfocarse en Mí y en el amor a los demás. No se distraigan por la forma en que los demás los perciben ni por cómo encajan ustedes en el mundo. Las opiniones mundanas no los acompañarán a la tumba. Sean una parte de Mi victoria ahora viviendo la verdad de la vida conforme a la obediencia a Mis mandamientos. Yo los absolveré de todas sus faltas en el momento de su muerte.”

Lean 1ª Pedro 1:22-23 – Por su obediencia a la verdad, ustedes se han purificado para amarse sinceramente como hermanos. Ámense constantemente los unos a los otros con un corazón puro, como quienes han sido engendrados de nuevo, no por un germen corruptible, sino incorruptible: la Palabra de Dios, viva y eterna.
1ª Juan 3:18 – Hijitos míos, no amemos con la lengua y de palabra, sino con obras y de verdad.
 

 

 
 

 

 
  • Yo estaba en la Adoración en una Iglesia de barrio y la Virgen de repente estaba de pie al lado del Ostensorio – Ella nunca pone su espalda a Jesús en el Santísimo Sacramento. Tenía un largo rosario con grande granos en sus manos y pensé: ¿Soy la única que la ve?
  • Jesús saca un diamante de la herida de Su Costado y dice: “Hija, esta joya que está cubierta con la Sangre y Agua de tu Jesús, nacido Encarnado, es esta misma Misión. Yo la sostendré a través del poder y la protección de Mi Preciosa Sangre”
  • Santa Teresita de Lisieux, San Pío de Pietrelcina y San Miguel Arcángel son los Patronos de los Ministerios del Amor Santo.