Recuerden, el libre albedrío es un regalo de parte Mía. Úsenlo con sabiduría

“Las almas que entran y moran en Mi Corazón están unidas a Mi Divina Voluntad. Ese es el Sexto Aposento de Nuestros Corazones Unidos"
5 de Junio del 2021 – Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

Dio Padre“Las almas que entran y moran en Mi Corazón están unidas a Mi Divina Voluntad. Ese es el Sexto Aposento de Nuestros Corazones Unidos. Un alma así ha hecho esfuerzos heroicos por agradarme; ha creído en Mi eterna gracia y ha apreciado cada momento presente. Eso es pureza de corazón; es un corazón indiviso.”

“Conforme miro al mundo actual, hay pocas almas, quizá un puñado, en Mi Sexto Aposento. En el mundo, pocos se esfuerzan por semejante relación separada del mundo. El intelecto humano tiene que ponerse como meta esta profunda relación Conmigo. Un alma así ya no lucha con las tentaciones en su vida y las ha vencido. No soy Yo el que elige quién compartirá esa unión Conmigo. Es el alma misma la que tiene que decidir.”

“Recuerden, el libre albedrío es un regalo de parte Mía. Úsenlo con sabiduría.”

Lean Efesios 5:15-17 – Cuiden mucho su conducta y no procedan como necios, sino como personas sensatas que saben aprovechar bien el momento presente, porque estos tiempos son malos. No sean irresponsables, sino traten de saber cuál es la voluntad del Señor.
 

 

 
 

 

 
  • Yo estaba en la Adoración en una Iglesia de barrio y la Virgen de repente estaba de pie al lado del Ostensorio – Ella nunca pone su espalda a Jesús en el Santísimo Sacramento. Tenía un largo rosario con grande granos en sus manos y pensé: ¿Soy la única que la ve?
  • Jesús saca un diamante de la herida de Su Costado y dice: “Hija, esta joya que está cubierta con la Sangre y Agua de tu Jesús, nacido Encarnado, es esta misma Misión. Yo la sostendré a través del poder y la protección de Mi Preciosa Sangre”
  • Santa Teresita de Lisieux, San Pío de Pietrelcina y San Miguel Arcángel son los Patronos de los Ministerios del Amor Santo.