El Segundo Mandamiento ordena que no tomarán Mi Nombre en vano

"No hay una actitud general para agradarme a Mí. Mi Santísimo Nombre y el Nombre de Mi Hijo se han vuelto un modismo habitual y cotidiano en todo el mundo"
25 de Junio del 2021 – Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

Dios Padre - Amor Santo - Holy Love“Hijos, voy a continuar con Mi análisis de los mandamientos. Esto es necesario porque el desacato a Mis leyes es común hoy día. No hay una actitud general para agradarme a Mí. Mi Santísimo Nombre y el Nombre de Mi Hijo se han vuelto un modismo habitual y cotidiano en todo el mundo. El Segundo Mandamiento ordena que no tomarán Mi Nombre en vano. No obstante, la práctica habitual hoy día es profanar esta ley como un medio para expresar sorpresa, alarma o enojo. La intención del corazón cuando se usa Mi Nombre o el Nombre de Mi Hijo tiene que ser de reverencia, de culto y respeto. Durante estos tiempos malignos, hay muy poco respeto o reverencia por Mí en los corazones.”

“Cada mandamiento tiene profundas raíces de entendimiento. Los mandamientos no deben ser interpretados rápidamente a un grave nivel superficial. Cada alma se hará responsable de tener más entendimiento. Conocerme es amarme. El alma no puede amarme o conocerme si no conoce y comprende Mis mandamientos.”

Lean Mateo 22:34-40 – Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron en ese lugar, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: “Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?”. Jesús le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas”.
 

 

 
 

 

 
  • Yo estaba en la Adoración en una Iglesia de barrio y la Virgen de repente estaba de pie al lado del Ostensorio – Ella nunca pone su espalda a Jesús en el Santísimo Sacramento. Tenía un largo rosario con grande granos en sus manos y pensé: ¿Soy la única que la ve?
  • Jesús saca un diamante de la herida de Su Costado y dice: “Hija, esta joya que está cubierta con la Sangre y Agua de tu Jesús, nacido Encarnado, es esta misma Misión. Yo la sostendré a través del poder y la protección de Mi Preciosa Sangre”
  • Santa Teresita de Lisieux, San Pío de Pietrelcina y San Miguel Arcángel son los Patronos de los Ministerios del Amor Santo.