Recen el Rosario de los No Nacidos

"Queridos hijos, una vez más les pido que sean fieles al rezo del Rosario. Recen el Rosario de los No Nacidos confiando en que este pecado tan atroz –el aborto– será reconocido por lo que es"
8 de Octubre del 2021 – La Santísima Virgen María dice:

Maria Santísima - Amor Santo - Holy Love“Alabado sea Jesús. Queridos hijos, una vez más les pido que sean fieles al rezo del Rosario. Recen el Rosario de los No Nacidos confiando en que este pecado tan atroz –el aborto– será reconocido por lo que es. Mientras más tiempo dure la matanza de los no nacidos, su Nación y el mundo más se aleja de Papá Dios. El abismo entre el Cielo y la tierra ya se hizo más grande que en los tiempos de Noé o de Sodoma y Gomorra.”

“El Rosario de los No Nacidos tiene el potencial de detener este crimen y mitigar el daño que se ha hecho entre el Cielo y la tierra. Sus oraciones en este rosario sanan.”

Lean Jonás 3:1-10 – La palabra del Señor fue dirigida por segunda vez a Jonás, en estos términos: “Parte ahora mismo para Nínive, la gran ciudad, y anúnciale el mensaje que yo te indicaré”. Jonás partió para Nínive, conforme a la palabra del Señor. Nínive era una ciudad enormemente grande: se necesitaban tres días para recorrerla. Jonás comenzó a internarse en la ciudad y caminó durante todo un día, proclamando: “Dentro de cuarenta días, Nínive será destruida”. Los ninivitas creyeron en Dios, decretaron un ayuno y se vistieron con ropa de penitencia, desde el más grande hasta el más pequeño. Cuando la noticia llegó al rey de Nínive, este se levantó de su trono, se quitó su vestidura real, se vistió con ropa de penitencia y se sentó sobre ceniza. Además, mandó proclamar en Nínive el siguiente anuncio: “Por decreto del rey y de sus funcionarios, ningún hombre ni animal, ni el ganado mayor ni el menor, deberán probar bocado: no pasten ni beban agua; vístanse con ropa de penitencia hombres y animales; clamen a Dios con todas sus fuerzas y conviértase cada uno de su mala conducta y de la violencia que hay en sus manos. Tal vez Dios se vuelva atrás y se arrepienta, y aplaque el ardor de su ira, de manera que no perezcamos”. Al ver todo lo que los ninivitas hacían para convertirse de su mala conducta, Dios se arrepintió de las amenazas que les había hecho y no las cumplió.

¿CÓMO REZAR EL ROSARIO DE LOS NO NACIDOS?

Rosary of the unborn

1) Levantar el rosario hacia el Cielo diciendo:

  • Reina Celestial, con este rosario enlazamos a todos los pecadores y todas las naciones a Tu Inmaculado Corazón.

2) Hacer Señal de la Cruz:

  • En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

3) Rezar las siguientes oraciones:

  • Padre Celestial, durante este tiempo de crisis mundial, permite que todas las almas encuentren su paz y seguridad en Tu Divina Voluntad. Otorga a cada alma la gracia para entender que Tu Voluntad es el Amor Santo en el momento presente. Padre Benévolo, ilumina cada conciencia para que vea las formas en que no está viviendo en Tu Voluntad. Concede al mundo la gracia para cambiar y el tiempo para hacerlo. Amén.

 

  • Divino Niño Jesús, al rezar este rosario, te pedimos que quites del corazón del mundo el deseo de cometer el pecado del aborto. Quita el velo del engaño que Satanás ha puesto en los corazones, el cual presenta a la promiscuidad como una libertad; y revela lo que en realidad es: una esclavitud al pecado. Coloca en el corazón del mundo un renovado respeto por la vida desde el momento de la concepción. Amén.

4) Recitar el Credo:

  • Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

5) Rezar 3 Avemarías y Toda la Gloria:

  • Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
  • Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

6) Meditaciones pro vida para los Misterios del Rosario por el Padre Frank Pavone, Sacerdotes por la Vida. 

  • Anunciar el misterio.
  • Rezar el Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

Misterios Gozosos

La Anunciación: María sintió confusión por el saludo del Ángel, sin embargo, se regocijó por cumplir la Voluntad de Dios. Oremos para que los que estén cruzando por penas o dificultades por sus embarazos reciban la gracia de confiar en la voluntad de Dios.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Visitación: Juan el Bautista saltó de gozo en el vientre de su madre. Oramos para que la gente comprenda que el aborto no se trata sobre niños que “pueden” venir al mundo, sino sobre niños que ya están en el mundo, viviendo y creciendo en el vientre de sus Madres y los cuales serán asesinados.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Natividad: Dios Mismo nació como un niño. La grandeza de una persona no depende del tamaño, puesto que el Rey de Reyes recién nacido es un pequeño. Oremos para que la amenaza de aborto contra los no nacidos que no alcanzan tamaño adecuado sea eliminada.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Presentación: El Niño es presentado en el Templo porque el Niño pertenece a Dios. Los niños no le pertenecen ni a los Padres ni a un gobierno. Ellos y todos nosotros, le pertenecemos a Dios.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

El Hallazgo de Jesús en el Templo: El Niño Jesús estaba lleno de sabiduría, porque Él es Dios. Oremos para que toda la gente pueda ver la sabiduría de Sus enseñanzas sobre la dignidad de la vida, y podamos comprender que sus enseñanzas no son una opinión, sino que son verdad.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

Misterios Luminosos

El Bautismo de Cristo en el Jordán: Cuando Jesús fue bautizado, la voz del Padre se escuchó decir: “Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco.” Todos hemos sido llamados a ser hijos adoptivos de Dios por medio del bautismo. Oramos para que los niños en el vientre de sus Madres sean protegidos, para que puedan nacer y ser bienvenidos a la comunidad Cristiana por medio del bautismo.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

Cristo se da a conocer en las bodas de Caná: Jesús reveló su Gloria por medio del milagro en Caná. La pareja de recién casados es bendecida no sólo con vino, sino con la fe en Cristo. Oremos para que los matrimonios sean fortalecidos, enraizados en el Señor y abiertos al don de la nueva vida.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

Cristo proclama el Reino de Dios y llama a la conversión: “Arrepiéntanse y crean en la Buena Nueva.” Oremos para que estas primeras palabras de Jesús en su ministerio público, puedan ser escuchadas por todos los que han cometido abortos. Que sepan que el Señor los llama a la conversión y que puedan experimentar un arrepentimiento de entrega a la vida.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Transfiguración: Cristo es transformado en el Monte, los discípulos ven su Gloria. Que los ojos de todo el mundo sean transformados y que puedan ver en cada vida humana el reflejo de la Gloria del mismo Dios.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

Jesús nos entrega la Eucaristía: “Éste es mi cuerpo, entregado por ustedes.” La Eucaristía nos enseña cómo vivir y cómo amar. Oremos para que los Padres de familia, quienes sacrifican a los bebés por sus propios intereses, aprendan a hacerse a un lado para el propio bienestar de sus bebés.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

Misterios Dolorosos

La Agonía en el Huerto: Oremos por las madres y padres que se encuentran en agonía por la tentación de abortar a un hijo. Que les den a ellos, la buena nueva de que existen alternativas al aborto, y que hagan uso de toda la asistencia que tienen a su disponibilidad.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Flagelación: Así como el Cuerpo de Cristo era desgarrado por los instrumentos de los que lo flagelaban, también los cuerpos de los niños en el vientre de sus Madres, son desgarrados por los instrumentos de los abortistas. Oremos para que los abortistas se arrepientan por asesinar a los niños.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Coronación de Espinas: Jesús sufrió en silencio el dolor de las espinas que penetraban su cabeza. Oremos por las Madres y Padres de los niños abortados. Hay tantos que sufren la pena, el dolor y el arrepentimiento de haber tomado esa decisión que es irrevocable. Hay tantos que sufren en silencio, porque otros les dijeron que era lo normal y que no era gran cosa.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Cruz a Cuestas: Jesús no fue condenado por el poder de la gente malvada. Él fue condenado por el silencio de la gente buena. El silencio siempre ayuda al opresor, nunca a la víctima. Oremos para que nosotros nunca guardemos silencio contra el aborto, sino que hablemos efectivamente para salvar a los niños de la muerte.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Crucifixión: Al meditar sobre la muerte de Cristo, recordemos las muchas mujeres que han muerto por causa de los supuestos “abortos seguros y legales”. Pidamos perdón y misericordia por ellas. Que su muerte sea, para otras mujeres, la salvación, para que no cometan ese error trágico.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

Misterios Gloriosos

La Resurrección: ¡Cristo ha resucitado! Por su Resurrección, Él ha destruido el poder de la muerte, y por ende el poder del aborto. El resultado de esta batalla por la Vida ya ha sido decidido: ¡La Vida es victoriosa! Oremos para que todos los que luchan por la vida puedan extender esta victoria a cada rincón de nuestra sociedad.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Ascensión: Al Ascender al Trono de Dios Padre, Cristo toma nuestra naturaleza humana, la cual nos fue dada en el vientre de nuestras Madres, y la lleva hacia lo más alto del cielo. Él nos demuestra que los seres humanos hemos sido creados para ser elevados al cielo y no para ser descartados al fondo de los basureros. Oremos para que el mundo entero comprenda esta verdad y rechace el aborto.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

El Descenso del Espíritu Santo: El Espíritu Santo es el Defensor: Él ruega por nuestra causa, ya que no podemos salvarnos a nosotros mismos. Oremos para que Él nos convierta en defensores de los niños que no pueden hablar o escribir, que no pueden votar ni protestar, ni tampoco orar.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Asunción: La Santísima Virgen María fue asunta en cuerpo y alma al cielo porque ella es la Madre de Dios. Madre e Hijo son reunidos. La Asunción nos recuerda que ellos se pertenecen el uno al otro. Oremos para que la sociedad vea que no puede amar a las mujeres mientras mata a sus hijos, y no puede salvar a los niños si no ayuda a sus madres. Oremos para que la gente sea tocada de manera muy especial por la pregunta que propone el derecho a la vida “¿Porqué no podemos amarlos a ambos?”

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

La Coronación: Santa María es la Reina del Universo. Ella es la criatura más grande, segunda solo al mismo Dios. La Iglesia defiende la dignidad de la mujer. Oremos para que la gente comprenda que ser pro vida significa ser pro mujer, y que ser pro mujer exige ser pro vida.

  • 1 Padrenuestro
  • 10 Avemarías,
  • 1 Toda la Gloria
  • Jaculatoria de Fátima: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.
  • Jaculatoria de los No Nacidos: ¡Jesús, protege y salva a los No Nacidos!

7) Oración Final:

  • Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!

 

  • Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
  • Oremos: Oh Dios, cuyo unigénito Hijo, con su Vida, Muerte y Resurrección, nos alcanzó el premio de la vida eterna, concédenos a los que recordamos estos misterios del Santo Rosario, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen, por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Ofrecemos las siguientes oraciones por las intenciones del Santo Padre y las necesidades de la Iglesia:

  • Padrenuestro… Avemaría… Toda la Gloria…

Finalizamos haciendo la Señal de la Cruz:

  • En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 

 

 
 

 

 
  • Yo estaba en la Adoración en una Iglesia de barrio y la Virgen de repente estaba de pie al lado del Ostensorio – Ella nunca pone su espalda a Jesús en el Santísimo Sacramento. Tenía un largo rosario con grande granos en sus manos y pensé: ¿Soy la única que la ve?
  • Jesús saca un diamante de la herida de Su Costado y dice: “Hija, esta joya que está cubierta con la Sangre y Agua de tu Jesús, nacido Encarnado, es esta misma Misión. Yo la sostendré a través del poder y la protección de Mi Preciosa Sangre”
  • Santa Teresita de Lisieux, San Pío de Pietrelcina y San Miguel Arcángel son los Patronos de los Ministerios del Amor Santo.