Hay una gran diferencia entre la ambición y la ambición egoísta

"Un alma puede tener la ambición de ayudar a los demás, de rezar por los demás, de ayudarlos en cualquier necesidad. Esto es algo loable. Sin embargo, la ambición egoísta es tener que promover las necesidades propias del alma"
24 de Noviembre del 2020 – Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

Dios Padre - Amor Santo - Holy Love “Hijos, hay una gran diferencia entre la ambición y la ambición egoísta. Un alma puede tener la ambición de ayudar a los demás, de rezar por los demás, de ayudarlos en cualquier necesidad. Esto es algo loable. Sin embargo, la ambición egoísta es tener que promover las necesidades propias del alma, ya sean vanidad, riqueza, popularidad o importancia en el mundo. Un alma así tiene ambición por agradarse a sí misma, no a los demás, y menos aún a Mí.”

 

 

 
 

 

 
  • Yo estaba en la Adoración en una Iglesia de barrio y la Virgen de repente estaba de pie al lado del Ostensorio – Ella nunca pone su espalda a Jesús en el Santísimo Sacramento. Tenía un largo rosario con grande granos en sus manos y pensé: ¿Soy la única que la ve?
  • Jesús saca un diamante de la herida de Su Costado y dice: “Hija, esta joya que está cubierta con la Sangre y Agua de tu Jesús, nacido Encarnado, es esta misma Misión. Yo la sostendré a través del poder y la protección de Mi Preciosa Sangre”
  • Santa Teresita de Lisieux, San Pío de Pietrelcina y San Miguel Arcángel son los Patronos de los Ministerios del Amor Santo.
 

 

 
Tags: