"Yo puedo intervenir en sus vidas de formas inesperadas. Para creer en esto se requiere una confianza amorosa. Si ustedes acuden a Mí como su Padre amoroso, Yo puedo provocar alegría del dolor y esperanza de la desesperación”