El alma no puede volverse más santa si no está dispuesta a intentar volverse más humilde

“Cuando comprenden que la santidad más profunda depende de una mayor humildad, entonces es necesario analizar las formas en las que fallan en la humildad"
11 de Marzo del 2021 – Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

Dios Padre - Amor Santo - Holy Love“Cuando comprenden que la santidad más profunda depende de una mayor humildad, entonces es necesario analizar las formas en las que fallan en la humildad. La soberbia es lo opuesto a la humildad. Por lo tanto, el alma que quiere ser más santa necesita descubrir las áreas de soberbia en su vida. La soberbia siempre se basa en el amor propio desordenado. Esto se puede demostrar al ponerse uno mismo en primer lugar y a los demás en último. A la soberbia le gusta ser el centro de atención y se nutre de la prepotencia. La soberbia se presenta como poseedora de todas las respuestas o preocupada por la forma en que la perciben los demás.”

“Ahora, deben comprender que para avanzar en la santidad es necesario un gran esfuerzo de la libre voluntad. Las decisiones del libre albedrío tendrán que rendirse constantemente a los pensamientos, palabras o acciones más humildes. Esta decisión por una santidad más profunda tiene que estar respaldada por mucha oración buscando la ayuda del Cielo. El alma nunca construirá una casa de la santidad personal más fuerte sin la ayuda del experto carpintero: Yo. Yo envío la gracia necesaria por medio del Corazón de la Santa Madre.”

“El alma no puede volverse más santa si no está dispuesta a intentar volverse más humilde. Solamente puede lograr una mayor humildad por medio de la iluminación de la oración. La santidad más profunda es el fruto del Amor Santo más intenso en el corazón.”

Lean 1ª Corintios 13:4-7, 13 – El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. …En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande de todas es el amor.
 

 

 
 

 

 
  • Yo estaba en la Adoración en una Iglesia de barrio y la Virgen de repente estaba de pie al lado del Ostensorio – Ella nunca pone su espalda a Jesús en el Santísimo Sacramento. Tenía un largo rosario con grande granos en sus manos y pensé: ¿Soy la única que la ve?
  • Jesús saca un diamante de la herida de Su Costado y dice: “Hija, esta joya que está cubierta con la Sangre y Agua de tu Jesús, nacido Encarnado, es esta misma Misión. Yo la sostendré a través del poder y la protección de Mi Preciosa Sangre”
  • Santa Teresita de Lisieux, San Pío de Pietrelcina y San Miguel Arcángel son los Patronos de los Ministerios del Amor Santo.