web stats

11 de Enero del 2020 – Estos son tiempos de maldad. Satanás es capaz de influir en las personas

"Satanás es capaz de influir en las personas y manipular situaciones por medio de sus espíritus de confusión y falsedad."
 

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice:

Dios Padre - Amor Santo - Holy Love“Estos son tiempos de maldad. Satanás es capaz de influir en las personas y manipular situaciones por medio de sus espíritus de confusión y falsedad. Ustedes pueden ver esta situación en las figuras públicas que asumen su liderazgo en función de estos espíritus.”

“Ustedes, hijos Míos, como hijos de la luz, tienen que aprender a reconocer estos espíritus por sus inadecuados consejos y por la dirección de las acciones. Recen frecuentemente a lo largo del día para reconocer qué espíritus están obedeciendo. Ustedes no están tratando directamente con personas, sino con los espíritus que están influenciando personas, sobre todo en los negocios, en los gobiernos y en la política. Satanás es más fuerte en sus tácticas por medio de quienes tienen gran influencia. Esto sucede incluso con algunos líderes religiosos. Si ustedes rezan con frecuencia, recibirán la sabiduría que necesitan para no ser engañados.”

Lean Efesios 6:10-18

Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder. Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio. Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio. Por lo tanto, tomen la armadura de Dios, para que puedan resistir en el día malo y mantenerse firmes después de haber superado todos los obstáculos. Permanezcan de pie, ceñidos con el cinturón de la verdad y vistiendo la justicia como coraza. Calcen sus pies con el celo para propagar la Buena Noticia de la paz. Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, con el que podrán apagar todas las flechas encendidas del Maligno. Tomen el casco de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. Eleven constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animados por el Espíritu. Dedíquense con perseverancia incansable a interceder por todos los hermanos…